Ejercicios para componer

Estos ejercicios te servirán para evitar bloqueos de creatividad, ideas para construir y para mantenerte inspirado.

Imita. Luego crea el tuyo.

Las canciones de siempre son buenas por una razón. La mejor manera de componer es escuchar cómo lo hicieron los grandes.

“Las buenas canciones siempre toman diferentes significados y vidas diferentes de por vida.”
-Diane Warren

Escucha tu canción favorita y pregúntate, ¿Qué es lo que la hace tan buena? ¿Cómo está organizada? ¿Qué partes tiene? Tararea la melodía, o mejor aún, tócala!

Una vez que has entendido la canción trata de hacer una melodía que le quede bien. Si empiezas con lo mejor y empiezas a deslizarte, encontrarás una mina de oro.

El escuchar con atención te lleva a la creatividad. Algunos de los mejores compositores escuchan otra música antes de tomar una pluma.

Como el truco de Tom Waits. El reproduce 2 estaciones de radio a la vez escucha para encontrar interesantes coincidencias.

Empieza tus sesiones de composición con unos minutos de meditación profundas mientras escuchas una canción que te inspira mucho.

Recuerda que hay mucha diferencia entre inspiración y copiar a alguien completamente. Mantente inspirado, pero siempre haciéndolo a tu manera. Escucha a los grandes y obtendrás una lluvia de ideas.

Usa el arco narrativo

Recuerdas que en la primaria tenías que memorizar las partes de una historia? Como suceso y clímax.

O tal vez no te acuerdas por estar ocupado en tu disc-man. De cualquier manera las canciones son historias. Aplicar el arco narrativo a tus composiciones hará que se interese mucho más el oyente.

Usa cada sección para crear suspenso. Construye tu canción hasta el clímax. Vacila en partes específicas para mantener a la persona que te escucha con los audífonos pegados.

Fuente: LANDR

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *