Guía de 3 pasos para componer

1. Haz un borrador:

Saber componer una buena canción significa encontrar una idea difícil para construirla. ¿Aún no tienes algo en mente? No te preocupes.

Toma tu instrumento favorito, presiona el botón de grabar y empieza a tocar. Te sorprenderá lo rápido que sale una idea.

2. “No edites tu idea primaria. Asegúrate que tu primer idea siempre este ahí.”

No necesitas tener una canción completada dentro de tu cabeza para empezar. Sólo improvisa un poco, reprodúcelo y observa que sale. Evita componer parte por parte inmediatamente. Una vez que tengas el boceto completo, será fácil volver a las partes que sonaron bien.

3. Encuentra la idea de tu canción

La parte complicada de componer es iniciar. Sacar ideas de la nada es un poco complicado.

Pero no debería de ser así. Todas las canciones tienen un tema principal. Empezar con un concepto general te hará comenzar de buena forma.

Analiza tus bocetos y grabaciones. Encuentra las partes de la canción que te agraden más. Las canciones normalmente nacen de ideas al azar.

Tus ideas principales pueden ser cualquier cosa:

  • Un poema lírico
  • Una melodía
  • Una progresión de acordes
  • Un loop de batería
  • Un gancho
  • Un coro
  • Una línea de bajo
  • O cualquier otra cosa que te haga tomar la pluma o prender tu equipo.

Una vez que tengas la mejor idea para tu canción todo se acomodada en su lugar. Tu idea principal que tienes como boceto es la base donde construirás.

¡Así que empieza a hacer bocetos!

Fuente: LANDR Journal.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *