MIguel Luna confirmado en Expo Compositores 2019

Originario de Torreón, Coahuila. Muy joven emigra a Baja California Sur, en donde crece rodeado de sus primos, el amor de su familia, el mar, los amigos, la música y la guitarra. Ahí escribe sus primeras canciones.

Cuando termina la secundaria regresa a su ciudad natal para estudiar la preparatoria. “Durante esos años, al principio cargué mi guitarra y mis libros pero después terminé llevando solamente la guitarra”, comenta con humor Miguel Luna.

En 1984 concluye la Licenciatura en Arquitectura y realiza la tesis La arquitectura, la música y sus analogías en el proceso creativo, motivado por sus reflexiones en torno a la naturaleza de ambas disciplinas. Para el maestro Luna, “la arquitectura es una forma de escribir música, de una manera pétrea y tangible, mientras que la música es algo más duradero, opuesto a la solidez de la arquitectura, por su carácter etéreo, intangible y eterno”.

Sus años en la carrera no sólo estuvieron acompañados de planos y maquetas, motivado por su pasión a la música, Miguel comienza a cantar trova cubana en bares y cafés e interpreta, en algunas ocasiones, obras de su autoría con lo que medía la respuesta del público, sin aclarar de quién era la canción.

Antes de dedicarse por completo a la música trabajó como arquitecto. En 1987 se muda a la Ciudad de México donde continúa sus estudios en la Escuela Libre de Música. Con su amigo y compañero de escuela José María Chema Frías forma Luna Fría, dueto ganador del primer lugar del Festival OTI de la Canción, en 1988, por el tema Contigo y con el mundo, interpretada por María del Sol.

Su canción Mía en diciembre, en coautoría con Chema Frías, fue su primera obra editada en Mundo Musical, interpretada por Jorge Coque Muñiz. A partir de ese momento, artistas como Luis Miguel, Thalía, Cristian Castro, Lupita D’Alessio, Bronco, Eduardo Capetillo y Guadalupe Pineda graban temas de Luna Fría, “proyecto que duró siete años y muchas canciones”, asegura el compositor.

Después de la separación del dueto, Miguel Luna inicia su carrera como compositor y cantautor solista, grabando con Sony Music el disco Espantapájaros, producido por Ricardo Arjona. Posteriormente realiza tres producciones más: Antes y después, Mi propio invento y De lo bueno poco.

Entre algunas de sus obras se encuentran El amigo que se fue (en coautoría con Miguel A. Mendoza), Pupilas de gato, Oro (estos dos temas en coautoría con Chema Frías), No soy el aire, Minutos (en coautoría con Ricardo Arjona), Invisible y Casi perfecto.

Su trabajo creativo ha sido influenciado por la música de protesta y la poesía, principalmente la latinoamericana contemporánea “por su modo de decir las cosas: sincero y coloquial”, asevera el maestro Luna, y considera que la lectura es la mejor herramienta para escribir; entre sus poetas favoritos se encuentran Luis Cernuda, Rafael Alberti, Pablo Neruda y Mario Benedetti.

En 2015 la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) le otorga el reconocimiento Trayectoria 25 y Más…, mientras que en 2016 es distinguido con la presea Éxito SACM por su tema Japi, y con el Premio La Musa por su ingresó al Salón de la Fama de los Compositores Latinos.

En 2018, recibe por parte de Expo Compositores un merecido homenaje por su trayectoria artística y estamos muy complacidos de que este 2019 forme parte de las personalidades que asistirán al evento del 22 y 23 de Octubre en el Gran Hotel de la Ciudad de México.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *